Astrónomos detectan una de las supertierras más masivas jamás descubiertas

jueves, 01 de diciembre de 2022

Astrónomos han descubierto un exoplaneta «súper-Tierra» a solo 200 años luz de distancia. El planeta bautizado como TOI-1075b podría arrojar nueva luz sobre uno de los misterios más extraños de la ciencia planetaria. El trabajo está disponible en el sitio de preimpresión arXiv, pero ya ha sido aceptado  para su publicación en The Astronomical Journal.

Un exoplaneta es un mundo fuera de nuestro sistema estelar. Una súper Tierra es un exoplaneta cuya masa es mayor a la de nuestro planeta, pero menor que la de los grandes planetas gaseosos del Sistema Solar. Para los autores del estudio, TOI-1075b es una de las supertierras más grandes jamás catalogadas.

 

El descubrimiento

El planeta fue identificado a partir de los datos recopilados por Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), un telescopio de la NASA que busca exoplanetas. Sus instrumentos están programados para detectar cambios en la luz de las estrellas. Un oscurecimiento podría ser una indicación de que la estrella está siendo orbitada por un planeta.

Según el equipo liderado por la astrónoma Zahra Essack del MIT, la información obtenida por TESS sobre la estrella enana naranja TOI-1075 indicaba que estaba siendo orbitada por un exoplaneta. El mundo tendría un período orbital de unas 14,5 horas y un radio de unas 1,72 veces el de la Tierra.

Además, ya que su masa es mayor que la de nuestro planeta, podría tratarse de un exoplaneta rocoso. Esto lo convierte en un candidato para la investigación de teorías de formación y evolución planetaria.

 

Otras características interesantes

TOI-1075b también pertenece a la categoría de “la brecha del radio del planeta pequeño”. Los planetas que la componen tienen un radio mayor o menor que dos radios terrestres y deben ser ligeramente mayores que las súper-Tierras rocosas. Sin embargo, son menores que los planetas considerados mini-Neptunos.

Debido a que encaja en la brecha del radio del planeta pequeño, se espera que tenga una atmósfera llena de helio e hidrógeno. Aun así, parece ser que el mundo recién descubierto es lo suficientemente caliente como para derretir una superficie rocosa, lo cual hace imposible el cultivo de los gases.

«Según la composición predicha de TOI-1075b y el período orbital ultracorto, no esperamos que el planeta haya retenido una envoltura H/He», escriben los científicos. “Pero, TOI-1075b podría tener: sin atmósfera (roca desnuda); una atmósfera de vapor de metal/silicato”, agregan. 

De acuerdo con sus cálculos, el exoplaneta puede tener un río de lava en su superficie que produce una atmósfera vaporizada. Esto debido a que la temperatura de equilibrio de TOI-1075 b es lo bastante caliente como para derretir una roca de superficie.  

Para determinar esto, los autores sugieren utilizar el telescopio James Webb de la NASA. Los instrumentos del flamante observatorio ya han demostrado ser eficientes para observar las atmósferas de los exoplanetas. Apuntarlo a TOI-1075b debería revelar si tiene una atmósfera delgada, una atmósfera de silicato o ninguna atmósfera. 

© FUENTE ORIGINAL DEL CONTENIDO

COMPARTIR