Estas fotos revelan a la única Mantarraya rosa conocida

Cuando el fotógrafo Kristian Laine salió a la Gran Barrera de Coral cerca de la isla Lady Elliot para fotografiar algunas tortugas, mantarrayas y tiburones, no esperaba tropezar con la única mantarraya rosa conocida en el mundo.

«Nunca había oído hablar de una manta rosa y cuando la vi por primera vez, pensé que mi cámara estaba no funcionaba», dijo a Smithsonian Magazine, Kristian Laine.

MANTARRAYA ROSA VIRAL

«No tenía idea de que había mantarrayas rosadas en el mundo, así que estaba confundido y pensé que mis luces estroboscópicas estaban rotas o estaban haciendo algo extraño», dice Laine, cuyas fotografías publicadas en Instagram esta se han vuelto virales.

La mantarraya de arrecife rosa (Mobula alfredi) se observó por primera vez en 2015 por el buzo Ryan Jeffery, reportó National Geographic.

Asimismo, las imágenes causaron revuelo en ese momento por lo que se le nombró Inspector Clouseau, en honor al inspector de la Pantera Rosa.

El Inspector mide alrededor de 3.3 metros y ha sido esquivo en los cinco años desde que se notó por primera vez.

Aunque los lugareños ahora lo conocen, la mantarraya rosa solo se ha visto unas 10 veces.

El pez, que navega por las aguas alrededor de la isla Lady Elliot, es la única mantarraya rosa conocida en el mundo.

Finalmente, Laine se alegra de haber tenido una experiencia tan rara.

«En general, fue muy tranquilo y me dejó estar allí», dijo.

¿SU COLOR ES REAL?

Científicos del grupo de investigación australiano Project Manta, que estudian el rayo rosado, han confirmado que su color es real. 

Al principio, teorizaron que el color del inspector Clouseau era el resultado de una infección o dieta en la piel, similar a cómo los flamencos rosados obtienen su color al comer pequeños crustáceos. 

Pero en 2016, la investigadora del Proyecto Manta, Amelia Armstrong tomó una pequeña biopsia de piel del famoso animal, y sus análisis resultantes descartaron la dieta y la infección como la causa.

«No existe una investigación exhaustiva sobre la dieta o el análisis de isótopos estables, pero dada la estabilidad de la ‘marca de nacimiento’ blanca y el color rosa con el tiempo, creemos que se puede descartar la dieta», explicó el ecologista Asia Haines del Proyecto Manta.

Por su parte, Solomon David, ecólogo acuático de la Universidad Estatal de Nicholls de Louisiana, sospecha que la mutación es una afección llamada eritrismo, que hace que la pigmentación de la piel de un animal sea rojiza o, en algunos casos, rosada. 

Otras mutaciones genéticas más conocidas en el pigmento de un animal pueden hacerlas melanísticas (negras) o albinas (blancas).

VEA TAMBIÉN