La historia de la cabra bebe adoptada por una perrita

Apenas Blizzie vio sola a Rita, saltó al corral y la llevó junto a sus cachorros. Formaron un vínculo inigualable.

La pequeña cabra Rita fue rechazada y abandonada por su madre al nacer. Sin embargo, la perrita Blizzie intervino para hacerse cargo de ella. Ahora la alimenta junto a sus cuatro cachorros; una más de la familia, sin diferencias.

La granjera Glori Rushing, de 18 años, contó a Metro UK que en el momento en que la madre de Rita, Smore, se negó a alimentarla, Blizzie se hizo cargo: saltó al corral y la llevó a acostarse con sus propios bebés, a los que había dado a luz unos días antes.

La perrita de 3 años y Rita, de cuatro semanas, formaron un hermoso vínculo. El amor floreció sin ataduras.

“Compré Smore hace unos cuatro meses y me sorprendió cuando dio a luz a cuatro bebés. Desafortunadamente, los otros tres niños no lo lograron y Smore no quería tener nada que ver con Rita, contó la granjera de Lincoln, Missouri.

“Blizzie recientemente tuvo una camada de cachorros y su corral tiene una cerca de unos seis pies. Ella trepó sobre él, hacia el corral para recoger a Rita y ponerla con sus propios cachorros”, agregó.

Como instintivamente Blizzie se hizo cargo de Rita, Gloria decidió dejar que se quedaran juntos. “Ella estaba haciendo un trabajo increíble”, dijo. La perrita tenía leche suficiente para alimentarlos a todos.

Glori y su esposo Nathaniel intentaron alimentarla con un biberón, pero ella prefería la leche de su madre adoptiva. En un principio intentaron reunir a Rita con su propia madre, pero cuando Smore siguió rechazándola, permitió que Blizzie la adoptara.

“Se supone que Blizzie debe ayudar a cuidar la granja y las cabras, pero nunca la he visto tomar una como esta antes. Le estaba dando a Rita un biberón cada dos horas porque no sabía qué tan buena sería la leche de perro para una cabra, pero en lugar de eso ella solo iba donde Blizzie. Rita y los otros cachorros se llevan tan bien que es muy buena con ellos, pero tiene estas patas largas y grandes. Ella actúa como si fuera uno de los cachorros”, aseguró.