La capa de ozono al fin se está sanando del daño causado por los humanos, aseguran los expertos

domingo, 29 de marzo de 2020

La capa superior sobre el hemisferio norte debería repararse por completo para el 2030.

Entre tanto caos y vacío, una buena noticia surge para el planeta: la capa de ozono muestra signos de recuperación continua del daño causado por el hombre y es probable que se cure por completo para 2060, según muestran nuevas pruebas.

Las medidas tomadas para reparar el daño también tendrán un importante efecto beneficioso sobre el cambio climático, ya que algunos de los gases que causaron al adelgazamiento de la capa de ozono también contribuyen al calentamiento de la atmósfera. 

La recuperación del uso de productos químicos en aerosol ha progresado de 1% a 3% por década desde 2000, lo que significa que la capa de ozono sobre el hemisferio norte y las latitudes medias debería sanar por completo para el 2030, si las tasas actuales se sostienen. 

En el hemisferio sur y en las regiones polares más problemáticas, la recuperación llevará más tiempo, hasta mediados de este siglo en el primero y alrededor de 2060 en el último caso.

Los resultados, presentados en una evaluación de cuatro años de la salud de la capa de ozono, representan un caso raro de daño ambiental global que se está reparando y una victoria para la acción global concertada de los gobiernos.

La evidencia científica del agotamiento de la capa de ozono sobre la Antártida se presentó por primera vez en 1985, y en 1987 se firmó el protocolo de Montreal, obligando a los gobiernos mundiales a reducir y eliminar los productos químicos nocivos identificados como causantes del problema.

NASA

“El protocolo de Montreal es uno de los acuerdos multilaterales más exitosos de la historia por una razón. La cuidadosa combinación de ciencia autorizada y acción colaborativa que ha definido el protocolo durante más de 30 años y se estableció para sanar nuestra capa de ozono es precisamente por qué la enmienda Kigali es tan prometedora para la acción climática en el futuro”, dijo Erik Solheim, jefe de Medio Ambiente de la ONU, según consignó The Guardian. 

La enmienda de Kigali al protocolo de Montreal, que entrará en vigencia a principios del próximo año, ayudará a reducir el cambio climático futuro, al enfocarse en los gases HFC, utilizados principalmente en refrigeración, que tienen un efecto de calentamiento decenas de miles de veces mayor que el dióxido de carbono.

Pixabay

El ozono en las capas superiores de la atmósfera protege la superficie de la tierra de la mayoría de los dañinos rayos ultravioleta del sol. Sin ella, se pueden producir daños en la piel y los ojos, y la evidencia sugiere un aumento en los cánceres de piel asociados con el adelgazamiento de la capa de ozono.

COMPARTIR