Los 45 minutos más felices de toda su vida

lunes, 18 de octubre de 2021

La llegada de un bebé al mundo cambia por completo la vida de sus familiares y sobre todo la de sus padres.
Ese primer momento en que logras tener a tu hijo en brazos es algo indescriptible, el montón de sensaciones que puedes llegar a sentir por el simple hecho de tener por fin, luego de unos largos 9 meses a tu pequeño en brazos.

Pero lastimosamente no todas las historias llegan a ser como se supone o se espera que sean. Esta familia pasó por el momento más duro y desgarrador de todos.

Ya que este padre jamás se imagino que solo tendría la oportunidad de tener a su pequeña hija en brazos por tan solo 45 minutos antes de entrar en un coma que lo llevaría a la muerte.

Cuando somos niños jamás pensamos crecer sin los abrazos y besos de nuestros padres, pero la pequeña Savannah tuvo la dicha de disfrutar de los brazos protectores de su padre los primeros 45 minutos de su vida.

La historia de Mark Aulger te desgarrada el corazón, ya que en el 2011 se entera que tiene cáncer, tras 9 meses de quimioterapia logra superar con éxito esta terrible enfermedad y hace su vida con total normalidad.

Lo que nadie esperaba es que la quimioterapia generará un gran cambio en el organismo de Mark, causándole una fibrosis pulmonar por el tejido dañado. Este tipo de enfermedad es terminal, al momento de diagnosticarla te dan entre 3 a 5 años de vida pero bajo un sinfín de medicamentos.

En Enero del 2012 se dan cuenta que Mark no está recibiendo de manera satisfactoria el tratamiento con oxígeno y esteroides. Todas estas noticias llegaron de golpe justo cuando faltaban tan solo dos semanas para la llegada de su quinta hija Savannah por lo que su esposa vio oportuno adelantar su parto.

Al momento de inducir su parto Mark estaba en una camilla, en la misma habitación donde estaba dando a luz Diane, su amada esposa.

Al momento de la llegada de Savannah al mundo, Mark estaba conectado al oxígeno y sus niveles estaban altos, así que se le permitió cargar a la recién nacida.

«Durante 45 minutos el pudo cargar a su hija y me atrevo a decir que fueron los 45 minutos más maravillosos de la vida de ambos». Yo no podía dejar de llorar, comentó Diane.

Luego de eso paso poco tiempo y Mark entró en coma, durante los días siguientes Diane le colocaba en su pecho a Savannah. «Muchos no me creían pero cuando Mark escuchaba a la bebe llorar movía algunos de sus dedos y cambia el gesto de su rostro y Savannah se calmaba al instante de sentirlo».

 

El 23 de Enero del 2012 la familia recibe la noticia de que el cuerpo Mark no soporto más y falleció.

Esta familia quedó totalmente devastada y abrumada por tan fatídica noticia y al momento de conocerse la historia millones de personas decidieron ayudar a esta madre y le hicieron un montón de donativos que iban desde dinero hasta ropa y suministros para la pequeña Savannah.

Esta historia está impregnada de un gran amor incondicional, una conexión mágica que nació con la muerte un padre cuyo anhelo era poder sostener a su pequeña hija aunque sea unos pocos minutos.

No olvides compartir esta publicación y deja tu comentario sobre esta historia tan conmovedora.

© FUENTE ORIGINAL DEL CONTENIDO

COMPARTIR

GO