Quién hay detrás de Kraken, Binance, Crypto.com o Coinbase: los mayores exchange de criptomonedas

domingo, 23 de enero de 2022

Son el lado empresarial más palpable del mundo de las criptomonedas. Los exchange -las plataformas que permiten comprar, vender o intercambiar estos activos digitales- son muchas veces conocidos por sus hackeos o sus filtraciones, pero han conseguido ser la vertiente de todo este fenómeno que más ha crecido también en la economía tradicional.

Hoy algunos de ellos cotizan en bolsa, otros patrocinan los estadios de equipos de la NBA y sus líderes y fundadores se empieza a cotejar entre las personas más ricas del mundo. El negocio de estos exchange es simple: cobrar comisiones por operar con criptomonedas. Y ahí, ser conocidos y transmitir confianza es clave. Tanto, que han invertido ingentes cantidades de dinero en publicidad para atraer a cada vez más usuarios/clientes, algo que para muchos cada vez los aleja menos de los bancos tradicionales. Pero, ¿quiénes son esos fundadores? ¿Qué hay tras ellos?

Coinbase: la primera empresa del mundo cripto en salir a bolsa

Brian Armstrong, CEO de Coinbase
Brian Armstrong, CEO de Coinbase

El exchange -aunque es mucho más que eso- quiere ocupar el puesto de una especie de Paypal de las criptomonedas. Coinbase nació en 2012 y, a día de hoy, es el mayor exchange de Estados Unidos y tras salir a bolsa hace unos meses generando un alza inicial de récord, se convirtió en la primera empresa del ecosistema crito y bitcoin en estar cotizada . Además de ofrecer a sus más de 43 millones de usuarios verificados la posibilidad de comprar criptomonedas y almacenarlas en sus carteras, ha conseguido generar algunas herramientas y servicios financieros que en cierto modo dejan de hacer que se le pueda considerar una simple aplicación o centro de intercambio.

Hoy en día Coinbase ofrece complementos para que tiendas online puedan recibir pagos con criptodivisas, una tarjeta de débito, y está planeando ofrecer crédito. En otras palabras, empieza a erigirse en los más parecido a un banco de Bitcoins, y sus competidores no son tanto otros exchange como el propio Paypal o Square.

Coinbase fue fundada en 2012 por Brain Armstrong (actual CEO) y Fred Ehrsam. Antes de iniciar Coinbase, Armstrong trabajaba como ingeniero de software en Airbnb.

Poco después, fueron aceptados para presentar su idea en Y Combinator, el programa de aceleración de empresas más prestigioso del mundo. Pero, en ese momento, Reeves se bajó del barco por dudas de fondo sobre la plataforma que querían crear.

En su lugar, Armstrong se emparejó con Fred Ehrsam, ex banquero de Goldman Sachs. Un año después, la empresa ya vendía un millón de dólares en Bitcoins al mes, y Coinbase iniciaba su modelo de negocio más rentable y que aún perdura: el cobro de comisiones por operaciones de compra y venta.

En su folleto para la SEC Coinbase asegura que el año pasado disparó un 139% sus ingresos, hasta los 1.277,7 millones de dólares, con un beneficio neto de 322,3 millones. En resumen, es un negocio muy rentable.

A lo largo de sus casi nueve años de vida, Coinbase ha recibido mediante rondas de inversión más de 500 millones de dólares, entre otros de inversores como Andreessen Horowitz, Initialized Capital, Tiger Global o el banco español BBVA.

Binance: la casa de Changpeng Zhao, el mayor criptomillonario del mundo

Changpeng Zhao, CEO de Binance

Binance es conocido por ser un exchange con su propia moneda y que suele dar cabida a nuevos proyectos o servir de puente para invertir en ellos antes que otros.

Según Coinmarketcap, la plataforma es actualmente la mayor de intercambio de criptomonedas a nivel mundial, en términos de volumen de operaciones. Binance fue desarrollado en 2017 por sus dos cofundadores: Changpeng Zhao y Yi He. Ambos fueron empleados anteriores de OKCoin, otro exchange, donde ocuparon cargos ejecutivos. Dejaron OKCoin para crear Binance, una plataforma de criptodivisas cuyas operaciones estaban basadas de inicio en China, aunque tiene su sede en las Islas Caimán. El nombre “Binance” deriva de una combinación de binario y finanzas.

Para financiar su nuevo proyecto, organizaron la recaudación de fondos a través de una Oferta Inicial de Monedas (ICO) en la que ofrecieron 100 millones de monedas Binance (BNB) a los inversores. A través del evento, la plataforma logró recaudar más de 15 millones de dólares. El 35% de los fondos recaudados se utilizó para construir la plataforma y realizar actualizaciones del sistema, el 50% se destinó a marketing, mientras que el 15% restante se reservó para hacer frente a dejar un margen libre.

El token nativo de Binance y su facilidad de uso hicieron que la plataforma se hiciera rápidamente popular entre los usuarios. En los primeros seis meses, ya había alcanzado los tres millones de usuarios. En ese momento, Changpeng Zhao (apodado CZ), de origen chino pero con nacionalidad canadiense, pivotó la estrategia para que se convirtiera en una marca conocida a nivel global, después de que el gobierno chino prohibiera el comercio de criptodivisas.

Aunque ha tenido casos importante de robos y hackeos, su popularidad no ha dejado de crecer, y con ella la fortuna de CZ, considerado el mayor criptomillonario de la actualidad. Su patrimonio se calcula en el equivalente a 96.900 millones de dólares, poseyendo aún el 90% de las acciones de Binance.

Crypto.com: un blog que ha acabado patrocinando el Staples Center o grabando anuncios con Matt Damon

Crypto.com es una de las marcas más conocidas debido a su acuerdo para esponsorizar el Staples Center, el estadio de Los Ángeles Lakers y hacer una importante campaña publicitaria con Matt Damon como rostro.

Sin embargo, hace menos de cuatro años, Crypto.com era el blog personal de un profesor de informática de la Universidad de Pensilvania. Su origen es una start-up llamada Monaco creada en 2016, una empresa ofrecía tarjetas de débito Visa de marca que podían recargarse con criptomonedas.

Como otras tantas, consiguió financiación acuñando su propio token digital y vendiéndolo al público en 2017. El balance de la empresa se situaba en casi 200 millones de dólares a mediados de 2018, según explicó entonces Kris Marszalek, su director ejecutivo, a TechCrunch.

Pero llegó la gran caída de finales de 2017. Fue entonces, durante un desplome de los precios de las criptodivisas, cuando Marszalek decidió renombrar Monaco. Se puso en contacto con Matt Blaze, un profesor de criptografía de la Universidad de Pensilvania, que había sido el propietario del nombre de dominio crypto.com durante 25 años. Durante ese tiempo, Blaze se había negado a desprenderse de la dirección web y había despreciado públicamente la nueva fiebre de las criptomonedas. Hasta que el dinero (mucho dinero) llamó a su puerta.

Kris Marszalek
Kris Marszalek, CEO de Crypto.com

En una entrada de blog de julio de 2018, escribió que había “recibido un creciente aluvión de ofertas, muchas de las cuales eran obviamente no serias, pero algunas de las cuales eran, francamente, llamativas, para el dominio crypto.com.” Dijo que “se había encogido de hombros ante la mayoría de ellas, pero cada vez estaba más claro que mantener el dominio tenía cada vez menos sentido para mí”. No se sabe lo que se pagó por el dominio.

Marszalek, de 42 años, un empresario de origen polaco, dirige Crypto.com y su empresa matriz, Foris Technology, que actualmente tiene su sede en Singapur.

Crypto.com es solo el noveno exchange de criptomonedas por volumen diario, según CoinMarketCap, pero su jugada de marketing con el Staple o su anuncio con Damon los ha puesto en la palestra.

Kraken: el exchange que creció tras el mayor escándalo de las criptomonedas

Jesse Powell, de Kraken
Jesse Powell, de Kraken

Kraken, con sede en San Francisco, es otro exchange de criptomonedas, y uno de los que más solera tiene. Creado en 2011, es propiedad de Payward Inc. y está dirigida por su CEO y cofundador Jesse Powell.

Su popularidad comenzó a despuntar cunado en 2014 Bloomberg eligió sus índices junto con Coinbase para proporcionar información.

Pero después llegó otro gran hito. En 2014, el escándalo de Mt. Gox fue noticia: un exchange que dejó tiritando a sus usuarios tras perder en diversos ataques 850.000 bitcoins. Sigue siendo el mayor caso de este tipo visto hasta ahora. Kraken fue seleccionado para dar apoyo a los usuarios que quedaron sin cobertura, los cuales tuvieron que abrirse una cuenta en la plataforma.

Hasta ese momento, Kraken no se encontraba entre los mayores intercambios, y atendía principalmente a los clientes europeos a través de una asociación con Fidor Bank, con sede en Alemania.

Hoy Kraken sigue manteniendo esa buena imagen tanto a nivel de seguridad como de cara a los reguladores.

© FUENTE ORIGINAL DEL CONTENIDO

COMPARTIR